Search
Close this search box.

Los problemas que dividen a la UDI en la región de Coquimbo

Compartir en:

Las aguas no están quietas en la UDI, y junto con los problemas en lograr acuerdo para la presidencia del Consejo Regional hace algunas semanas se suma la irrupción como candidato a Gobernador Regional del exgobernador Darío Molina, desafiando a la que surgía como postulante natural al cargo: al actual Intendenta Lucía Pinto.

Las críticas de Molina apuntan a que existe una facción en su partido que propicia la designación a dedo un candidato, evitando las primarias internas.”Sin consultarle a la militancia, sin tener un consejo regional, donde no se ha discutido nada de esto, aparece un grupo de personas en una operación que es evidente para instalar un candidato designado. Tengo la convicción que eso no puede ocurrir en el partido, al presidente regional nadie lo ha autorizado para salir apoyando a uno u otro candidato, además que se inhabilita para poder llevar a cabo un proceso de primarias, eso es lo que me ha inclinado a precipitar la decisión”, explicó.

La ex-autoridad del Limarí entiende que en su colectividad existe una división provocada durante la elección interna del año pasado, en la que la lista de los parlamentarios en ejercicio perdió estos comicios en la región y el país. “Es el síntoma de una división anterior que se inicia con las elecciones de diciembre, en donde la lista oficialista presidida por Juan Carlos Aguirre, apoyada por los diputados y el aparato oficial del gobierno perdió, lamentablemente hay una visión de hacer política en la región encabezada por el diputado Gahona que en el fondo es mantener un control total de la región a nivel político”, dijo.

No obstante, para Molina la fisura de la UDI en la región está marcada por la hegemonía que intentar imponer los diputados Sergio Gahona y Juan Manuel Fuenzalida, que a juicio del ahora candidato intentar imponer su agenda en las decisiones de gobierno y partidarias, “es evidente que Sergio Gahona quiere ser senador, y quien mejor le garantiza eso es quien trabajó toda la vida con él que es Lucía Pinto, de tal manera que hoy no quiere primarias, y para que decir Fuenzalida que si no saca del camino a Lucía Pinto o a Gahona no tiene ninguna posibilidad de seguir siendo diputado, diputado que sacó poco más del 1 por ciento de los votos no tiene mucha posibilidad de continuar”, sentenció.

Desde la dirección regional de esta colectividad la respuesta no se dejó esperar, su presidente Oscar Tapia, en un tono más conciliador considera que es bueno que existan más opciones para determinar un candidato a Gobernador Regional, pero aclara que el mecanismo aún no está definido.”Dentro de la UDI es absolutamente legítimo que cualquier militante manifiesta su intención para un cargo de elección popular, es valorado que existan personas que tengan el interés de ser candidatos, es bueno que en la UDI tengamos varios candidatos para Gobernador Regional o diputado, lo que me importanta como presidente es que tengamos el mejor candidato”, sostuvo.

Respecto a las críticas al manejo de la relación parlamentaria y de la directiva regional, Tapia señalo que es un problema que Molina debiera solucionar directamente con el diputado Sergio Gahona, aludiendo al dicho popular “la ropa sucia se lave en casa”.

CONSEJERA REGIONAL

Esta división interna se acrecentó con la discusión respecto al nombre que debía encabezar el Consejo Regional, y por el cual se produjo el reclamo de Paola Cortés, consejera con importante caudal electoral en la comuna de Coquimbo.

Cortés concuerda en que las decisiones están pasando por la influencia parlamentaria en la directiva regional. “Mi molestia es que si toma una decisión al interior del partido, que para mi es como una familia, que después se cambie, no te digan nada y después no te digan el por qué otro candidato, y aparezcan los parlamentarios detrás sin dar la cara apoyando a este candidato. Si no somos capaces de cumplir entre nosotros mismos, con qué cara le vamos a prometer a la gente, los políticos estamos cada vez más desprestigiados”, dijo la consejera.

Respecto a la candidatura de Darío Molina, señaló que cuenta con su completo apoyo, y que se exigirá la decisión el mecanismo de primarias antes del mes de octubre, de lo contrario el postulante se presentaría como independiente, “Darío presentó s carta en Santiago ante la directiva nacional, la acogieron muy bien, esperamos que sea una buena respuesta a la solicitud que estoy haciendo no sólo yo sino que mucha gente del partido, y si no se da respuesta él está dispuesto a ir si o si, incluso apoyado por otro partido de manera independiente, y si así son las cosas yo igual lo apoyaría”.

En tanto, el diputado Gahona considera que las inquietudes de los militantes deben canalizarse en las instancias determinadas por la UDI para este proceso electoral. “La Unión Demócrata Independiente tiene institucionalidad interna y esas materias las ve la directiva del partido a nivel nacional y regional, y me imagino que ahí se canalizarán las inquietudes de cualquier persona y de Darío Molina”.

Por lo pronto en el ambiente político regional comienzan a desplegarse candidatos en todas las colectividades, pero es particularmente en la UDI y la Democracia Cristiana en donde ha surgido más de un nombre para enfrentar las elecciones de Gobernador Regional del año 2020.

 

 

 

De esta forma, este partido oficialista deberá enfrentar un duro proceso interno, con miras a la búsqueda de una metodología para dilucidar su candidato a los comicios del próximo año para Gobernador Regional, no olvidando que además debiera enfrentar una primaria al interior de Chile Vamos.

Mercado Crypto

by CurrencyRate.Today

Sigue Nuestras Redes

Pronóstico del Tiempo