Washington Post: “En la Cumbre de las Américas escuchemos a Boric, el líder más joven de la región” Washington Post: “En la Cumbre de las Américas escuchemos a Boric, el líder más joven de la región”
El medio internacional Washington Post, destacó en una columna de opinión la figura del Presidente Gabriel Boric como el mandatario más joven de América... Washington Post: “En la Cumbre de las Américas escuchemos a Boric, el líder más joven de la región”

El medio internacional Washington Post, destacó en una columna de opinión la figura del Presidente Gabriel Boric como el mandatario más joven de América Latina, en el marco de la Cumbre de las Américas. Además, de diferenciarlo del resto de los presidentes de izquierda.

La columna completa aquí:

La Cumbre de las Américas que se realiza esta semana en Los Ángeles, California, será más recordada por sus ausencias que por sus posibles acuerdos. Aunque el encuentro promete abordar temas apremiantes para la región, los presidentes de varios países —México, Bolivia, Honduras, El Salvador, Uruguay y Guatemala— enviarán representantes o se saltarán la cumbre por completo. Algunos tienen quejas específicas. Por ejemplo, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, parece no estar muy contento con las críticas del gobierno estadounidense de Joe Biden al nombramiento de María Consuelo Porras, la polémica fiscal general del país.

Pero para los gobiernos de izquierda en México, Bolivia y Honduras, el ímpetu detrás de las ausencias es un esfuerzo concertado para defender a los regímenes autoritarios en Cuba, Nicaragua y Venezuela como dignos de tener un lugar en la mesa. El gobierno de Biden puede agradecerle al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por eso. Durante semanas, López Obrador advirtió que boicotearía la cumbre si Estados Unidos excluía a las tres dictaduras de izquierda de la región. El lunes 6 de junio, cumplió su amenaza.

Esto pudiera percibirse como una brecha profunda entre los populistas de izquierda de América Latina y el gobierno de Biden. Sin embargo, existe un tipo diferente de progresismo en la región. Su figura principal es el presidente más joven de América Latina: el chileno Gabriel Boric.

Elegido en medio de una avalancha de esperanza y altas expectativas no muy diferente a la victoria de Barack Obama en 2008, Boric prometió abordar la historia de desigualdad económica y social de Chile. Ha sido difícil. En los primeros meses de su gobierno, Boric ha experimentado una dramática caída de apoyo. Pero en lugar de culpar al pasado o eludir responsabilidades, el presidente de 36 años ha reconocido sus errores.

En una conversación que tuvimos el lunes, le pregunté a Boric —quien se identifica como un “socialista igualitario” y le gusta citar a John Rawls— si había considerado no ir a la reunión de esta semana en Los Ángeles. “Lo discutimos”, me respondió. Al final, decidió participar en la cumbre. “No podía estar ausente de un espacio construido para la cooperación”, afirmó. “Necesitamos reunirnos y volver a alzar la voz de América Latina en los foros internacionales”.

A diferencia de la mayoría de los otros líderes de izquierda de la región —y de algunos en Estados Unidos, también— Boric ha logrado escabullirse del pernicioso atractivo de la esfera de influencia cubana y venezolana. Por ejemplo, le pregunté cómo pensaba que la historia iba a recordar a Hugo Chávez. Boric se tomó un momento y comenzó a recordar un viaje que hizo en 2010 a Venezuela, cuando todavía gobernaba Chávez. Me explicó cómo había creído en la promesa de inclusión social realizada por Chávez. Pero luego, me dijo, Chávez lo decepcionó. “Creo que la corriente de Venezuela, esa concentración de poderes, es el camino equivocado”, afirmó.

Miércoles 7 de Diciembre de 2022
  • UF: $34.852,33
  • Dólar: $884,74
  • Euro: $927,89
  • IPC: 0,50%
  • UTM: $61.157,00
  • Imacec: -1,20%
  • Libra de Cobre: 3,79
  • Tasa de desempleo: 7,97%