Search
Close this search box.

Nueva toma en colegio particular subvencionado por deficiente estado de infraestructura

Compartir en:

Estudiantes y apoderados vienen reclamando desde el año 2016 las precarias condiciones de la infraestructura del Colegio Altué de Tierras Blancas en la comuna de Coquimbo, un establecimiento particular subvencionado que no ha mejorado estos problemas por lo que los alumnos iniciaron una toma del inmueble.

La información la dio a conocer Mario Sánchez, presidente del comunal La Serena del Colegio de Profesores, quien manifestó a Radio Guayacán que “este es uno de los temas que hemos tratado de manera permanente durante el paro de profesores, las condiciones en que profesores y estudiantes realizan clases con establecimientos que están lejos de ofrecer las mínimas condiciones de salubridad y equipamiento”.

Sánchez denunció que en el colegio “Altué” pudo constatar en terreno que “tienen problemas en las techumbres y las salas se llueven, humedad en las murallas, problemas en el piso del patio, los baños insalubres y quizás lo más peligroso un panel eléctrico sin candado muy peligroso”.

Lo que más preocupa de la denuncia del dirigente es que las autoridades estarían al tanto de esta situación “y no hacen nada”, haciendo un llamado al seremi de Educación, Luis Oyarzún, “porque los apoderados se han acercado a conversar con él pero al parecer el director es de su mismo sector político no hizo mucho caso, le pediría al señor Seremi que se hiciera cargo de lo que le corresponde, el como representante del gobierno debe velar porque estos recursos lleguen y se utilicen correctamente”.

Por su parte, Silvio Alegría, presidente del centro de alumnos de este colegio, ratificó que los problemas vienen desde hace más de tres años.

El sostenedor del colegio es José González, y su padre Wilson González es el director, y de acuerdo a la denuncia del representante de los estudiantes “le hemos hecho llegar nuestras quejas por distintas vías, por carta, correos y de manera personal y hacen caso omiso”.

Son de 15 alumnos quienes mantienen la toma del establecimiento desde el viernes antes de la salida de vacaciones, pero la matrícula del colegio supera los 270 estudiantes. “Queremos visibilizar este problema porque desde el día uno han querido tapar esto, llamando apoderados para desarmar la movilización” , agregó Alegría.

Otro de los inconvenientes denunciados por el dirigente del magisterio s la situación que viven los profesores, “aquí hacen trabajos que nos les corresponden, realizan su asignatura, después a barrer el patio y hacerlas de portero; con un tema administrativo muy enrarecido aquí”.

Mercado Crypto

by CurrencyRate.Today