Rodrigo Cuturrufo por ex Teatro Centenario: “Con el arzobispado es un desgaste hablar de cultura”. Rodrigo Cuturrufo por ex Teatro Centenario: “Con el arzobispado es un desgaste hablar de cultura”.
El ex Teatro Centenario, icónico edificio del centro de La Serena y que actualmente se encuentra arrendado desde el 2 de marzo de 2020... Rodrigo Cuturrufo por ex Teatro Centenario: “Con el arzobispado es un desgaste hablar de cultura”.

El ex Teatro Centenario, icónico edificio del centro de La Serena y que actualmente se encuentra arrendado desde el 2 de marzo de 2020 por veinte años a la empresa “Inversiones Alta Cruz”, ha generado la molestia en el mundo artístico y cultural, debido al sentido comercial que tendrá el espacio y la probabilidad de que se instale un mall chino en el lugar.

Al respecto, Rodrigo Cuturrufo, ex director del teatro, manifestó que no le sorprende la situación, emplazando al actual Obispo de La Serena, René Rebolledo. “Para mí no es novedad lo que está haciendo el arzobispado, yo lo viví desde la llegada del Obispo Rebolledo, el cambio fue rotundo y la obsesión por el dinero y la forma que tiene de ver y generar recursos para la iglesia es desmedida (…) con ellos es un desgaste hablar de cultura, hay que hablar de plata”, sostuvo, agregando esto era diferente con los obispos anteriores.

Desde el Sindicato de Actores y Actrices de La Serena (Sidarte), su presidente, Marcelo Saavedra, indicó que no existe conciencia sobre la importancia del patrimonio, la historia de los espacios tradicionales y la cultura “yo me pregunto que valor tiene, cuanto cuesta la memoria y el amor que siente la ciudadanía por su patrimonio cultural”.

Asimismo, Saavedra se refirió a las gestiones y esperanzas de Sidarte para tratar de revertir esta situación. “Nosotros partimos desde el año pasado iniciando acciones de sensibilización y una campaña sobre el tema que estuvo acompañada por destacados colegas como Alfredo Castro e Ignacio Achurra, junto con una comisión para hacer indagatorias legales”, cerró.

Por su parte, el Seremi de Cultura, Francisco Varas, explicó las propuestas realizadas al Arzobispado para mantener el lugar con fines culturales, pero que, debido a las diferencias económicas, se truncaron las negociaciones. “Desde el año 2018 trabajamos con ellos (Arzobispado) para hacernos cargo de esta propiedad y devolverla a la ciudadanía, ellos nos hicieron una contra oferta reduciendo el tiempo de administración para nosotros, endosándonos el pago de las contribuciones. Nosotros ofrecimos comprar el recinto en $1.000 millones y ellos pidieron $4.000 millones, lo que término con las conversaciones”, señaló.