Search
Close this search box.

Ante aumento de virus sincicial: hospital promueve la vacunación con anticuerpos para prematuros

Compartir en:

En la Región de Coquimbo, el 92% de las hospitalizaciones de niños menores de un año corresponde a causas respiratorias, por ello los especialistas hacen un fuerte llamado a la prevención y al autocuidado, fundamentalmente en la población de riesgo. Desde el Policlínico de Seguimiento de Prematuros del CDT del Hospital de La Serena se pliegan a este llamado incentivando a los padres o cuidadores de niños prematuros, cardiópatas y displásicos a proteger a sus hijos contra el VRS gracias una prestación gratuita que ofrece la Ley Ricarte Soto
(n°20.850).

El Hospital de La Serena es el centro de referencia que atiende a los pacientes del programa de seguimiento de prematuros de la Región de Coquimbo y es el único que otorga esta prestación contra el Virus Sincicial Respiratorio, que otorga cobertura de prevención o profilaxis, durante los meses de mayor circulación de este virus. “Se suministran anticuerpos en forma mensual, desde mayo hasta septiembre, para evitar que la enfermedad se agrave en los lactantes prematuros del programa y aquellos que presentan una cardiopatía hemodinámicamente significativa, y que, al inicio de la campaña (1 de mayo) tengan menos de un año de vida”, indicó la doctora Francia Ararat, coordinadora
del programa de prematuros del establecimiento. En este sentido, la especialista hizo un llamado a los padres que sean contactados para hacer uso del beneficio, para que acudan con sus hijos mensualmente para vacunarlos, ya que la efectividad del fármaco es de 25 días aproximadamente.

Bien lo sabe y utiliza Vivian Oyarzún, una madre de Los Vilos que viaja más de 250 kilómetros hasta La Serena para que su hijo Gael esté protegido contra el VRS cada mes. “Mi hijo nació a las 35 semanas, pesando 1.400 kilos y midiendo 39.5 cm. Mi placenta dejó de ser un sitio seguro para él y tuvieron que trasladarme de urgencia a Illapel y luego hasta La Serena, a pesar de que al principio todo fue muy difícil, el paso por el Hospital de La Serena fue bonito, el equipo me acompañó y he aprendido mucho con mi hijo. No dejo de traerlo a sus controles y
vacunas porque me ayuda a que no se enferme”.

Por su parte, Beatriz Zúñiga, referente del Programa de Inmunización del Servicio de Salud Coquimbo, explicó que “los prematuros al no tener su sistema inmunitario desarrollado completamente, están más expuestos a tener complicaciones importantes y graves frente a distintas enfermedades. Es por eso que, tienen refuerzos especiales de vacunas y en el contexto en el que estamos actualmente, la protección que hay que entregar a los niños menores de 5 años, y aún más a los prematuros, se vuelve trascendental y la vacunación es algo que
puede salvarles la vida”.

La enfermera de seguimiento de prematuros del recinto serenense, Francisca Suárez, relata que “esta prestación comenzó a entregarse en el hospital desde el año 2014, registrándose entre 25 a 30 pacientes inmunizados en los primeros años. Sin embargo, el año pasado la cifra alcanzó los 120 pacientes y en lo que va el proceso de este año, sólo desde mayo, ya se ha logrado proteger a 93 pacientes que cumplían con los criterios de ingreso, es decir, son menores de 32 semanas o pesaron menos de 1.500 gramos al nacer, junto a los pacientes cardiópatas congénitos y los pequeños displásicos”. Además, la profesional precisó que también velan por las facilidades para las familias, por ello, si el
paciente es de otra región, se deriva al centro de salud de su zona para que le entreguen la prestación más cerca de su hogar.

¿Por qué el VRS es tan peligroso para los prematuros?

El virus sincicial respiratorio o VRS, afecta a los extremos de la vida, pero especialmente a los menores de un año. Es un virus que no tiene vacuna, por lo tanto, las medidas de prevención son claves para cortar la cadena de transmisión. Es responsable de enfermedades graves, ya que compromete el epitelio bronquial –que es una especie de capa que humedece y protege las vías respiratorias- provocando una insuficiencia respiratoria en los niños, especialmente en los menores de edad y prematuros.

La doctora Francia Ararat, jefa del Programa de Prematuros del CDT del HLS, precisó que “el VRS compromete los alveolos respiratorios, siendo los más afectados los lactantes, especialmente, los niños menores de un año y más si tienen comorbilidades asociadas. El sincicial inicia como un cuadro respiratorio similar a los otros, es un virus bastante contagioso que comienza como un resfrío común, sintiendo secreción nasal, coriza o goteo nasal, estornudo, tos, que, a lo largo de la evolución, después de una semana, el paciente experimenta su etapa
más crítica y comienzan la dificultad respiratoria”.

¿Cuándo consultar? y ¿Cómo evitar los riegos?

El equipo de salud hace un especial llamado a los padres y cuidadores, a identificar los síntomas para consultar a tiempo en su centro de salud más cercano, “ponga atención a la respiración de su hijo(a), si se agita o se produce un aleteo nasal; si al respirar, se le hunden las costillas o se observa un movimiento en su tórax; si presenta un silbido al respirar, debe consultar. También debe poner atención al color de la piel de su hijo(a), si ésta varía a tonos azulados o blanquecinos en labios, dedos o uñas, es un signo de alerta. Y por último si su hijo está decaído e inapetente, también debe consultar” indicó la doctora Ararat.

Finalmente, el neonatólogo Fernando Carvajal, jefe de la Unidad de Paciente Crítico Neonatal del Hospital de La Serena, refuerza las medidas de prevención para cuidar a los niños, que son parte de los grupos más expuestos ante los virus respiratorios. “Hay que tener presente que los niños prematuros tienen más alto riesgo porque tienen menos mecanismos inmunológicos de defensa, y, por lo
tanto, están expuestos a los mismos virus que toda la población, pero su capacidad de respuesta es menor, por lo que si enferman pueden agravarse o incluso fallecer por esta causa”.

De ahí que el especialista magíster en epidemiologia hace un especial llamado a las familias en su conjunto para que tomen en consideración los aspectos antes mencionados, y realicen los aislamientos necesarios de personas sintomáticas para proteger la vida del bebé. “Se recomienda el uso de mascarilla, especialmente si está enfermo y ojalá no debe acercarse a la niña o niño prematuro, también ser muy cuidadoso con el lavado de manos, especialmente si está atendiendo al bebe y obviamente mantener cuidado con los cambios de
temperatura, evitar asistir a lugares con aglomeración. La ventilación es importante, por ello se recomienda una o dos veces al día. A raíz de las bajas temperaturas, es probable que en las casas comiencen a utilizar mecanismos de calefacción, hay que tratar de evitar las estufas que produzcan alguna contaminación intra domiciliaria, por lo tanto si existe necesidad de calefaccionar, ojala encenderla al aire libre para que se elimine la contaminación de la primera etapa de combustión y por otro lado es muy importante que las personas que fuman, no lo hagan ni fuera ni menos dentro de la casa, en caso de fumar, debe quitarse la ropa y lavarse muy bien las manos porque la nicotina del cigarrillo se
impregna en la ropa y piel durante días, por lo que estará poniendo en riesgo a su hijo o hija si no toma las medidas de precaución”.

Mercado Crypto

by CurrencyRate.Today