Inauguran nuevas dependencias de la unidad de hemodiálisis y nefrología en el CDT del Hospital de La Serena Inauguran nuevas dependencias de la unidad de hemodiálisis y nefrología en el CDT del Hospital de La Serena
El moderno recinto de 850 metros cuadrados cuenta con 18 sillones y desde que abrió sus puertas, se ha transformado en un referente a... Inauguran nuevas dependencias de la unidad de hemodiálisis y nefrología en el CDT del Hospital de La Serena

El moderno recinto de 850 metros cuadrados cuenta con 18 sillones y desde que abrió sus puertas, se ha transformado en un referente a nivel público y privado, ya que es el único de la región que cuenta con las dos terapias de sustitución renal (hemodiálisis y peritoneo diálisis) en un mismo lugar y es el único centro del país que le proporciona un suplemento a los pacientes durante su tratamiento para disminuir los efectos de la diálisis, haciendo que su calidad de vida mejore significativamente.

La Región de Coquimbo encabeza el ranking a nivel nacional respecto a la prevalencia de la patología renal crónica terminal, con alrededor de 1000 pacientes en tratamiento de diálisis, razón por la cual, resulta fundamental, contar con un centro público que ofrezca terapias con altos estándares de seguridad.

Así lo reafirmo el doctor Christian Vargas, director del Servicio de Salud Coquimbo, quien visitó junto a otras autoridades regionales las instalaciones del CDT del Hospital de La Serena.

“Es un centro de primer nivel en cuanto a tecnología y también en comodidad, tanto para los usuarios como para los funcionarios, lo que permite estar a la vanguardia a nivel nacional en lo que se refiere al tratamiento de diálisis. Está en funcionamiento con 18 sillones y ya estamos completando casi un segundo ciclo que comenzará en el mediano plazo a otorgar la prestación a nuevos pacientes. Además, tiene algunas características que lo hacen particular y referente a nivel nacional, como son los suplementos de proteína que se le dan a los pacientes durante la diálisis para disminuir los riesgos y consecuencias del tratamiento, convirtiéndolo en pionero a nivel nacional”, apuntó Vargas.

La insuficiencia renal crónica, es responsable de 2,4 millones de muertes cada año en el mundo, y muchas de ellas de forma prematura por la falta de acceso a diálisis, hemodiálisis y trasplante. Su evolución se da de forma silenciosa, situación que eleva la posibilidad de ser diagnosticada en estadios avanzados, con consecuencias y complicaciones mayores en la persona afectada, su entorno familiar y laboral.

Para el nefrólogo Nicolás Castro, jefe (s) del recinto, uno de los principales problemas de esta enfermedad es que avanza en forma silenciosa y cuando comienzan los síntomas, generalmente es tarde.

“La enfermedad renal crónica es silente y evoluciona dependiendo del tipo de enfermedad basal que presente el paciente. La gran causa principal de esto es la diabetes con la hipertensión, lamentablemente nosotros pesquisamos al paciente cuando está en etapa terminal, es decir, cuando esta con criterios de diálisis, entonces en conjunto, el médico y el paciente toman la decisión de comenzar con el tratamiento”, señaló el especialista.

Lo que hace la diálisis es eliminar los desechos y el exceso de líquido y de electrolitos o elementos que el cuerpo acumula producto de no tener una función renal normal. Existen dos tipos de terapia de sustitución renal terminal crónica, una es la hemodiálisis, que se realiza tres veces a la semana, durante cuatro horas cada sesión y la otra es la diálisis peritoneal que se debe efectuar todos los días durante 10 a 12 horas. El especialista indica que las dos terapias son igual de efectivas, por lo que de acuerdo a las características que ofrece cada una, será la elección que tome el paciente y su familia.

“Los pacientes que están en hemodiálisis son personas que les gusta el contacto social y generan relaciones interpersonales con los otros pacientes que están en tratamiento; en cambio, la diálisis peritoneal, es una terapia más adecuada para personas que mantienen un trabajo activo y requieren mayor libertad, ya sea porque viajan o por su estilo de vida, y de acuerdo a estos criterios escogerá el paciente lo que más le acomode”, explicó Castro.

Una de las particularidades del área de Nefrología y Diálisis del CDT del Hospital de La Serena es que ofrece las dos terapias en un mismo lugar y es el paciente quien tomará la decisión. En relación a esta nueva prestación, Iván Marín, director (s) del Hospital de La Serena, expresó que “todos los que formamos parte del hospital, sentimos orgullo de estar en una institución que le puede entregar este nivel de atención a los pacientes tanto en infraestructura como en la disposición del equipo”.

“En cuanto a la terapia de sustitución renal crónica hemodiálisis, aún tenemos desafíos, ya que actualmente brindamos atención a 18 pacientes y debemos llegar a los 108. Esto viene a concretar las políticas públicas que fortalecen la oferta de la red de salud, hemos dado un primer gran paso que nos servirá de impulso para seguir avanzando”,  indicó Marín.

Por su parte, el director del Servicio de Salud Coquimbo, Christian Vargas,  sostuvo que junto a las dependencias de hemodiálisis también “hemos conocido las instalaciones de peritoneo diálisis que, a nivel regional, es un área donde tenemos que crecer sobre todo para la población rural, que representa alrededor del 20% de las personas de la región, ya que este tipo de tratamiento permite que los pacientes accedan a terapia desde sus hogares, pero con un monitoreo gracias a la alta tecnología que posee el CDT y que le permite al equipo de salud mantener vigilado al paciente”.

Durante la visita también participó la Seremi de Salud, Paola Salas, quien dijo estar “muy contenta, porque cuando estaba en proyecto autorizar sanitariamente estas dependencias, nosotros le pusimos urgencia desde la SEREMI de Salud y hoy somos testigos de que los pacientes, a través de esta prestación, pueden sentir que el estado los está protegiendo con altos estándares de calidad”.

Además, la autoridad destacó al equipo de salud porque “las personas que trabajan en estas unidades son personal de salud muy especializado, con un alto valor social para nosotros como sector, porque ellos se tienen que capacitar en áreas demasiado específicas y por supuesto que nos llena de orgullo que quieran trabajar en esta región” recalcó.

El equipo de salud de Nefrología y Diálisis del CDT del Hospital de La Serena es altamente especializado y cuenta con nefrólogos, nutricionista y personal de enfermería y TENS formados, lo que les permite entregar una completa atención al paciente. Al respecto la enfermera jefa del área, Karina Álvarez, indicó que “es fundamental que los pacientes tengan adherencia al tratamiento y que asistan a sus sesiones en forma rigurosa. Así como también, es importante que el usuario se maneje de manera holística e integral”.

EL DESAFÍO DE LA PREVENCIÓN

Para la SEREMI de Salud el gran desafío que enfrenta la región -en cuanto a la patología renal crónica- está en implementar estrategias para evitar que esta enfermedad llegue a estadios avanzados.

“Podemos prevenir la hipertensión arterial y la diabetes, aunque tengamos factores no prevenibles como el factor genético. Tenemos que apuntar hacia los factores protectores de nuestra población, hacer actividad física, fomentar el consumo de a lo menos 5 frutas o verduras por día, ya que actualmente, esto sólo lo hace el 15% de la población en nuestra región y la actividad física un 14%. Lo que tu consumes hoy es lo que te enferma o no a futuro, y allí es donde hay que poner el ojo” declaró Salas.

Miércoles 22 de Mayo de 2024
  • UF: $37.378,73
  • Dólar: $897,11
  • Euro: $975,54
  • IPC: 0,50%
  • UTM: $65.443,00
  • Imacec: 0,80%
  • Libra de Cobre: 4,69
  • Tasa de desempleo: 8,68%