Apertura y generosidad pide Arzobispado de La Serena, tras reunión con Gobierno Regional Apertura y generosidad pide Arzobispado de La Serena, tras reunión con Gobierno Regional
Durante esta jornada, en dependencias del gobierno regional, se realizó una reunión con el fin de aunar esfuerzos para poder preservar y restaurar el... Apertura y generosidad pide Arzobispado de La Serena, tras reunión con Gobierno Regional

Durante esta jornada, en dependencias del gobierno regional, se realizó una reunión con el fin de aunar esfuerzos para poder preservar y restaurar el ex cine centenario, como un espacio cultural abierto a la ciudadanía bajo la tutela de la Secretaría Regional Ministerial de Cultura de la Región de Coquimbo y así devolverlo a la comunidad.

En la instancia participó el Delegado Presidencial, Pablo Herman, los Seremis de Cultura y Obras Públicas, Francisco Varas y Pedro Rojas, junto al adjunto de bienes y servicios del Arzobispado de La Serena, sacerdote José Tapia.

Pablo Herman, se refirió a los mecanismos por los cuales se podría rescatar el lugar para su restauración, comparando la situación con lo ocurrido con el Faro Monumental.

En este caso se utilizaron “recursos a través del Ministerio de Obras Públicas. Recursos sectoriales. Por lo mismo nos juntamos con el MOP y Cultura. Creemos que, a través de la fórmula de la inversión sectorial, una concesión del inmueble, sería la manera de llegar a buen puerto”, finalizó Herman.

En tanto el Seremi de Obras Públicas, Pedro Rojas, destacó la voluntad que tiene la cartera de contribuir con gestión de recursos y ejecución de la conservación del ex Teatro Centenario resaltando que “hemos estado en conversaciones, tenemos la posibilidad de gestionar algunos recursos, la idea es acelerar los procesos, precisamente para encontrar una solución lo más luego posible”.

Desde el Arzobispado de La Serena, el adjunto de bienes y servicios, sacerdote José Tapia, manifestó la disposición y apertura al dialogo que tiene la iglesia, siempre buscando lo mejor para la comunidad.

“Siempre es grato para el Arzobispado acoger una invitación al diálogo, siempre con apertura y generosidad de ambas partes y encontrar lo que sea mejor para nuestra ciudad y ese edificio, que debe estar al servicio de la comunidad”, dijo Tapia.

Al ser consultado por el contrato de arriendo por el espacio con un particular, el representante del Arzobispado señaló que esa consulta la debe responder la empresa.

“Eso lo debe comentar la persona, yo no tengo más detalles de eso, pero ahora nos quedamos con esto en lo que estamos que es lo positivo”, concluyó.