Samu y ULS trabajan en plataforma web que permitirá georreferenciar equipos de reanimación cardiaca para uso de la comunidad Samu y ULS trabajan en plataforma web que permitirá georreferenciar equipos de reanimación cardiaca para uso de la comunidad
Nadie está a salvo de sufrir un paro cardiaco. Los expertos aseguran que es algo que puede ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar... Samu y ULS trabajan en plataforma web que permitirá georreferenciar equipos de reanimación cardiaca para uso de la comunidad

Nadie está a salvo de sufrir un paro cardiaco. Los expertos aseguran que es algo que puede ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar y a cualquier persona, por eso es importante poder identificar cómo ayudar a quien se encuentra en esta situación, ya que las primeras reacciones son primordiales.

Se ha comprobado que si se entregan los primeros auxilios a una persona que sufre un paro, como reanimación cardiopulmonar o desfibrilación eléctrica, se puede aumentar enormemente su sobrevida. Es por eso que el Servicio de Atención Médico de Urgencia (SAMU) en conjunto con la Universidad de La Serena (ULS), han lanzado una plataforma que permitirá a la comunidad tener conocimiento de qué recintos cuentan con equipamiento para asistir a una persona tras un paro cardiaco o muerte súbita, hasta la llegada de un equipo de urgencia.

Lo que se encontrará georreferenciado es la cantidad y ubicación de Desfibriladores Externos Automáticos, DEA, un dispositivo destinado a analizar el ritmo cardiaco que es capaz de identificar arritmias mortales y de administrar, con intervención de una persona, una descarga eléctrica para poder restablecer el ritmo cardiaco con altos niveles de seguridad.

“Cuando ocurre una emergencia de este tipo, el primer paso es reconocer la situación, llamar al 131 e iniciar de inmediato las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP). Las posibilidades de sobrevida mejoran si a esto le sumamos la desfibrilación eléctrica precoz realizada incluso por una persona sin mayor noción médica. Lo que buscamos es conseguir ampliar el conocimiento de acceso a los dispositivos DEA,  y de este modo  aumentar, considerablemente, la sobrevida a un paro cardiaco”, detalla el doctor Javier Aguirre, Médico Jefe del SAMU.

Por su parte, César Espíndola, director ejecutivo del Proyecto Big Data de la Universidad de La Serena, explicó que “la idea era no solo almacenar la información que tienen los encargados de los DEA en nuestra región, sino que desarrollar un sistema que nos permitiera llegar a la comunidad de una manera eficiente para poder salvar más vidas. Por eso nos colocamos en los zapatos de una persona que quisiera ayudar a un familiar o un amigo, la información permite dar mi ubicación geográfica y saber en qué dirección busco el DEA. El mecanismo con el que trabajamos es un algoritmo que determina las distancias y tiempos para llegar a los dispositivos en cuatro minutos y también las condiciones en las que están. El objetivo es llegar en el tiempo oportuno a esta primera atención antes de los equipos de emergencia”.

Sábado 13 de Abril de 2024
  • UF: $37.177,78
  • Dólar: $957,03
  • Euro: $1.026,86
  • IPC: 0,40%
  • UTM: $65.182,00
  • Imacec: 4,50%
  • Libra de Cobre: 4,19
  • Tasa de desempleo: 8,50%