Search
Close this search box.

Organizaciones de riego de la región presentan panorama crítico y plantean medidas urgentes ante Consejo Regional

Compartir en:
Fuente: El Observatodo

Toda una mañana dedicó la comisión de Aguas y Recursos Hídricos del Consejo Regional a revisar el panorama hídrico regional con quienes administran las aguas en las cuencas de las tres provincias de la Región de Coquimbo: las Juntas de Vigilancia y organizaciones de riego.

Un panorama que es crítico, y que se refleja claramente en el estado de los embalses que aseguran el abastecimiento de agua para consumo humano y productivo de nuestras comunas. Así es como en Elqui, el embalse Puclaro acumula del orden de 27 millones de m3, equivalentes al 14% de su capacidad máxima, mientras que el embalse cordillerano de La laguna está al 44% de su capacidad máxima, con poco más de 17 millones de m3.

En Limarí, el embalse La Paloma, el más grande de la región, hoy está a un 7% de su capacidad máxima de almacenamiento, manteniéndose en situación de falla. Con esto, de no existir precipitaciones, las organizaciones de riego que dependen del embalse Paloma no tendrían agua para distribuir en las próximas temporadas.

Similar es la situación del Choapa, donde se gestiona para ahorrar la mayor cantidad de agua durante este invierno, pensando en la temporada, que abarca entre octubre de 2023 y abril de 2024. El principal embalse de la provincia, el Corrales, está en un 19% de su capacidad, con 8,5 millones de m3.

Atendiendo a este escenario, los representantes de las organizaciones de riego coincidieron en diversos planteamientos, como la necesidad urgente de generar conciencia ante la autoridad respecto de la situación hídrica, a través de mayor presencia en los campos; la definición de métodos para obtención y retención del recurso hídrico de forma rápida, como es la recarga de acuíferos; mayor capacitación a los dirigentes y usuarios, focalizando en cultivos en escenarios de escasez hídrica.

Además, se planteó reiteradamente la necesidad de provisión de geomembranas y otros materiales para la emergencia; el apoyo para la inscripción y regularización de derechos de aguas en el Registro Público de Aguas, de acuerdo a la modificación del Código de Aguas; y el fortalecimiento del plan piloto del concejo de cuencas, como parte de la Gobernanza del agua.

Al mismo tiempo, se reiteraron iniciativas que forman parte del debate regional, como es la desalación de agua de mar y la reutilización de aguas residuales.

El presidente de la comisión, Cristian Rondanelli, enfatizó en que los regantes “nos plantean que están administrando pobreza. Que la situación en el Valle del Elqui, principalmente, indica que, si no llueve, el agua para consumo agrícola y humano bajo la situación actual aguanta solo hasta octubre o noviembre. Los recursos por parte de la Dirección de Obras Hidráulicas en conservaciones tanto públicas como privadas no han llegado a la Región de Coquimbo y hoy día se necesita celeridad”.

Además, el consejero agregó que desde el cuerpo colegiado se impulsó una serie de propuestas en torno a un convenio entre Gobierno regional y la Comisión Nacional de Riego (CNR), “el cual ya se encuentra presentado y esperamos que pronto la Gobernadora Regional lo priorice, pero también vamos a oficiar a la Ministra de Obras Públicas, a la Comisión Hídrica de la Cámara de Diputados y a la Comisión Hídrica del Senado para que nos ayuden a trabajar en soluciones concretas en torno a obras de riego que son tremendamente necesarias”.

Trabajo en conjunto y urgente

Sin perder de vista que la zona ha vivido sequías profundas con anterioridad, y que esto forma parte estructural de la zona, el ingeniero repartidor de aguas de la Junta de Vigilancia del Río Elqui, Alex Cortés, señaló que “lo que hemos vivido estos últimos seis años ha sido una situación de crisis extrema y expusimos ante el CORE las alternativas del trabajo que se debe seguir de aquí en adelante, que tiene que ver con la reutilización de las aguas residuales, utilización de las aguas subterráneas, la desalación, que es super importante para la región, seguir trabajando con el revestimiento de los canales, de manera de hacer un poco más eficiente este escaso recurso que tenemos en la cuenca del río Elqui”.

Por su parte, el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Choapa, Ricardo Cortés, agregó la necesidad de “a través del consejo extender la invitación a la autoridad a que conozcan un poco la realidad de cada una de las juntas de vigilancia que componen la región, además de las dolencias de la gente que vive en situación de máxima sequía. Si bien el año pasado nos llovió un poco, lo que nos dio oxígeno para sobrevivir en esta temporada agrícola, aún falta”.

En la misma línea de colaboración, Wenceslao Layana, Asesor técnico de la Junta de Vigilancia del Río Chalinga, del Choapa, valoró la instancia que se genera en el marco de la comisión de Aguas y Recursos Hídricos del CORE, desde donde “se pueden canalizar recursos, hacer gestiones con las autoridades y departamentos que tienen que ver con la agricultura y el agua, y creo que, a través de ellos, y en conjunto con nosotros, podemos ir avanzando en estos temas. Nosotros solos no podríamos hacerlo, sabemos qué organismos tienen los recursos para hacer las inversiones en relación con la optimización del recurso hídrico y se hace super necesario trabajar en conjunto”. 

Finalmente, el administrador del embalse Paloma, Raúl Díaz, enfatizó y puso urgencia a la necesidad de actuar con prontitud. “Hay medidas de corto, mediano y largo plazo y las que eran consideradas de largo plazo hoy pasan a ser más urgentes, porque hay medidas que había que tomar en el pasado para poder solucionar los problemas que tenemos en el presente. Si bien es cierto, siempre la fiscalización y la presencia de celadores va a ser relevante para monitorear la distribución del recurso hídrico, en términos tangibles, lo que se ha planteado es tratar de tener una diversificación de soluciones, con qué recursos, quiénes van a financiar, cómo se va a dar solución, en cuánto tiempo para ver si estamos en la sintonía de poder mitigar este déficit hídrico”, dijo.

Acuerdos y acciones a seguir

Como parte del trabajo de comisión, las y los consejeros regionales de la comisión, con aprobación del pleno del cuerpo colegiado acordaron oficiar a la Ministra de Obras Públicas, Jessica López, y a la Directora Nacional de la Obras Hidráulicas, María Loreto Mery, informando sobre las principales problemáticas y demandas de los regantes, solicitando información respecto de si existen recursos disponibles para nuestra región para la conservación y rehabilitación de obras privadas de riego, además de la conservación de obras públicas de riego y su proyección.

Se oficiará también a MIDESO, solicitando dar agilidad la revisión de los proyectos de conservación de obra de riego, ante el retraso en su ejecución en la región, mientras que a la Gobernadora Krist Naranjo se le solicitará priorizar el programa GORE – CNR una vez que obtenga su recomendación técnica.

Se insistirá igualmente en declarar de interés regional la iniciativa de Reúso de aguas Grises, para que ECONSSA pueda iniciar la formulación del estudio de factibilidad de dicha iniciativa, y se insistirá a DIPRES y Subdere, solicitando la modificación de la Glosa del 5% de emergencia, para que se defina el 100% de los recursos en la región y por el Gobierno Regional, entre otras iniciativas como replicar la entrega de $1.000 millones para la compra de tuberías y geomembrana a las organizaciones de regantes.

Mercado Crypto

by CurrencyRate.Today